El hombre en busca de sentido por Viktor Frankl
Dean kaplan, mi entrenador y gran amigo, en una de las sesiones maravillosas que tenemos todos las semanas me hablo de este libro y con un gesto de mucho cariño lo compro en otro país, para que yo lo pudiera leer en español. Dean hablo sobre su familia, me dijo algo que me llego muy dentro del corazón.’Hay parte de mi pasado que me arrancaron, desde los padres de mis abuelos hacia atrás murieron todos en los campos de concentración de Auschwitz’. Ahí me di cuenta que yo como Chilena no tuve una experiencia igualada o similar a su historia de vida. Entre ejercicios me fue contando como escaparon sus abuelos de Polonia y como es para el poder vivir con la pena de saber que su pasado fue destruido. Fue ahí cuando entre la historia de su familia y los ejercicios, me menciono este libro. Me dijo es un libro que nunca más podrás olvidar y tal como me dijo sucedió, me sorprendí como hay tanta maldad en un ser humano y como puedes sobrellevar a la humillación y miseria, me hizo llorar, reflexionar y darme cuenta que la felicidad no viene sola, la tienes que buscar.

Viktor Frankl el autor, sobreviviente de estos campos de concentración cuenta su propia experiencia dice “Mi intención es describir, desde mi experiencia y mi perspectiva de psiquiatra, cómo el prisionero normal vivía la vida en el campo y cómo esa vida influía en su psicología”. Frankl, elaborar un perfil psicológico del preso en condiciones extremas. Analizó con profundidad la evolución de la psique de un preso desde su llegada al campo de concentración, pasando por su proceso de adaptación y su posterior liberación. Incluso dedica un interesante anexo para explicar la psicología de los guardianes de los campos de concentración, tanto los alemanes como los mismos judíos. En definitiva, un libro que completa los estudios ya iniciados en la I Guerra Mundial acerca de la psicología del hombre en cautiverio. Algo sorprendente fue el ananálisis de Frankl que el prisionero al que se le quebraba su confianza en el futuro moría al poco tiempo. Incluso en circunstancias extremas de sumisión y degradación el hombre conserva un reducto íntimo de libertad qué le permite elegir la actitud personal que debe adoptar frente al destino, conservando la dignidad de seguir siendo hombre y aprovechando el sufrimiento y aceptado. En estas circunstancias desesperadas Intentaba explicar a sus compañeros algo que me llego al alma cuando lo leí, no importa que no esperemos nada de la vida, sino que la vida espere algo de nosotros. Si respondemos con valor y firmeza a lo que la vida espera de nosotros la fuerza del sentido llega de alguna forma.

Gracias Dean Kaplan por regalarme este precioso libro, fue una maravillosa experiencia leerlo.

¿Les gusto el libro? ¿Tienen algún comentario que quieran agregar? Feliz de leer todos y cada uno de sus comentarios.

Author

Escribir un comentario

English English Spanish Spanish